El escritor colombiano Juan Esteban Constaín presenta su obra al público alemán

17/09/2015
Literatura colombiana en Berlín
Juan Esteban Consatín, Michi Strausfeld y Laura Restrepo.

 

El pasado miércoles 16 de septiembre de 2015, en el marco del Festival Internacional de Literatura de Berlín, el autor colombiano Juan Esteban Constaín, considerado una de las más interesantes nuevas voces de la literatura nacional, presentó por primera vez en Alemania sus libros Calcio y El hombre que no fue jueves. El evento, apoyado por la Embajada de Colombia a través del Plan de Promoción de Colombia en el Exterior, se llevó a cabo en el Instituto Cervantes de Berlín y contó con la moderación y traducción de Michi Strausfeld, una de las mayores autoridades alemanas en literatura hispanoamericana.

Previa a esta actividad tuvo lugar un conversatorio en el que Constaín junto a la escritora Laura Restrepo intercambiaron ideas sobre el desarrollo del  proceso de paz en Colombia. En el acto el escritor payanés habló sobre su obra literaria, la cual, aún sin haber sido traducida al alemán, tuvo la oportunidad de viajar hasta el público presente en este encuentro a través de la amena conversación establecida entre Constaín y Strausfled y de la lectura que realizó el actor Matthias Scherwenikas de algunos pasajes de obras del autor colombiano traducidos al alemán exclusivamente para este evento.

Juan Esteban Constaín hizo su debut como escritor en 2004 con Los Mártires, una colección de relatos cortos sobre escritores. Tres años después publicó su primera novela El naufragio del Imperio, la cual, junto con sus posteriores obras, le trajo el reconocimiento del público y la crítica.

En Berlín, el autor presentó su segunda novela Calcio, que recibió el Premio Espartaco de Novela y cuenta el esfuerzo de dos académicos por reconstruir el relato del primer partido de futbol de la historia. El mismo espacio sirvió de escenario para la presentación de su siguiente obra El Hombre que no fue Jueves, novela en la que se relata la disparatada idea de un grupo de argentinos que quiso convertir en santo a uno de los escritores ingleses más geniales de todos los tiempos: G.K. Chesterton. Haciendo gala de un humor inteligente y de su profundo conocimiento de la historia y de la literatura, Constaín cautivó al público asistente en el que fue su debut en territorio alemán.

Gracias a la gestión de la Embajada de Colombia en Alemania y al Instituto Cervantes, esta importante y fresca voz de la literatura nacional se escuchó en Berlín, abriendo espacio para las artes colombianas en Europa y en consecuencia fortaleciendo la imagen del país como un productor de arte y cultura de talla mundial.

 

font + font - contrast